El viernes 24 de abril hará, exactamente, 40 días desde que comenzó el Estado de Alarma. 40 días de cuarentena, o en términos más religiosos, de cuaresma. Sin embargo, parece que la resurrección de nuestros cuerpos no se producirá inmediatamente después. Más bien se tratará de un largo proceso de tensiones políticas, económicas y sociales. Dado que muchas de las soluciones pasan por monitorizar nuestras actividades diarias para un mejor control de los contagios, es necesario interrogarse sobre la forma en que esas soluciones tecnológicas afectarán a nuestros derechos, y en particular, aquellos relacionados con nuestra privacidad.  

Desde Panoptikuhn, sabemos que estos debates no son enteramente nuevos. Guardan una estrecha relación con la forma en que la economía digital ha ido haciendo de los datos un negocio. Sin embargo, las nuevas circunstancias suponen también nuevos interrogantes: ¿Acaso la privacidad importa menos en un contexto como este? ¿Puede implementar el Estado modelos de gestión de datos más respetuosos con nuestros derechos? Y si es así, ¿por qué? ¿Qué condiciones técnicas y sociales deben darse para ello? ¿Cómo afectarán esta situación a la forma en que la economía digital extrae y procesa información sobre nuestras vidas?

Necesitamos espacios de reflexión y debate que nos ayuden a formar una opinión sobre estas cuestiones. El confinamiento los limita, pero no debe impedirlos. Contra el aislamiento, necesitamos más comunidad. Probablemente una reunión online no sea la mejor manera de crear comunidad, pero confiamos en la ayuda de la cerveza y una buena conversación. Por eso, os convocamos este viernes 24 a las 20:15 para discutir sobre vigilancia tecnológica en tiempos de pandemia.

Texto para debatir: https://panoptikuhn.org/blog/privacidad/vigilar-sin-castigar/

Enlace al canal del evento: https://meet.jit.si/Panoptikuhn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *